Genealogía nuestra: conversando con Nora Castañeda

La presente nota es un extracto del Programa Radial N°9, de Mujer: Género con Clase, realizada por Willey Peñuela a Nora Castañeda el 10/06/2010.

Nora, militante feminista, apacible mujer, combativa, sabia, solidaria, profunda, fue profesora de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Central de Venezuela, una de las fundadoras del Centro de Estudios de la Mujer de la Universidad Central de Venezuela, fundadora y primera Presidenta del Banco del Desarrollo de la Mujer, Viceministra de Estrategia Socioeconómica de Ministerio del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género, entre una larga cadena de méritos e historia que forjó.

Para Nora, “las mujeres venezolanas desde que la historia es historia hemos estado incorporadas en la lucha por nuestros derechos y los derechos de todo el pueblo, pero realmente como mujeres ya con una perspectiva de género, comenzamos a hacer un trabajo bien importante a partir de 1974, eso porque en 1975 se realizó en México la primera Conferencia sobre la mujer, igualdad, desarrollo y paz, convocada por la ONU, que a su vez, fue propuesta de la FDIM (Federación Democrática Internacional de Mujeres), una organización que se creó terminada la segunda guerra mundial, por mujeres que estaban interesadas en sus derechos específicos, en sus derechos como humanas pero también estaban interesadas en la paz, trabajaban contra la guerra atómica.

Acuérdate que ya se ha dado el lanzamiento de las bombas atómicas en Hiroshima, y entonces las mujeres, sobre todo las europeas están muy sensibilizadas por la guerra atómica. La FDIM le planteó a la ONU que para 1975, se celebrara una primera conferencia internacional, sobre mujeres, igualdad, desarrollo y paz, y las mujeres venezolanas nos incorporamos a esa actividad, luego seguimos participando en más conferencias internacionales, y luego a partir de esas conferencias internacionales y de nuestras propias vivencias,  las mujeres creímos que era importante seguir luchando por los derechos humanos de todo el pueblo, pero que también era muy importante reconocer los derechos de las mujeres, porque las mujeres teníamos una mala costumbre, que siempre estábamos viendo a los demás, a la comunidad, a la familia, a los hijos, a las hijas, a los esposos, a todo el mundo menos a nosotras mismas, y entonces comenzamos este trabajo en 1975, luego en 1985 le dimos mayor fuerza a esto y en 1995 igual.

En diciembre de 1998, el Presidente Chávez ganó las elecciones, vino el Proceso Constituyente y nosotras como mujeres nos sumamos al proceso con una agenda propia, la agenda de las mujeres, decíamos algo así como la Constituyente con mirada de mujer, a partir entonces, de esa fecha, estamos hablando de 1999, desde ese momento con más fuerza las mujeres realmente nos hicimos presentes de manera protagónica y soberana”.

Al referirse al Banco de Desarrollo de la Mujer, Nora señaló: “en la Cuarta conferencia sobre mujer, igualdad y desarrollo, que se realizó en Beijing, China, hubo un grupo de mujeres que se reunió en paralelo a la conferencia, allí nos planteamos que uno de los derechos humanos de las mujeres que no se estaba trabajando, eran los derechos económicos, porque por el contrario se había incrementado la pobreza de manera importante sobre todo en las mujeres, lo que se conoce como la feminización de la pobreza, lo que quiere decir que entre los pobres, las más pobres son las mujeres, el 60% de los pobres del mundo para ese momento, estamos hablando de la época de los 80 y los 90, un 60% de los pobres del mundo eran mujeres, a eso se le llama feminización de la pobreza.

Decidimos que era muy importante mirar hacia los derechos económicos de las mujeres desde los derechos humanos, de manera que de esos grupos que se llamaron grupos de interés, planteamos la necesidad de mirar algunos mecanismos, uno era el hecho de que las mujeres no teníamos acceso a la tierra, es decir, de toda la tierra del mundo, el 1% lo tenían en propiedad las mujeres, además de eso, no accedíamos a los microcréditos, ni créditos, porque mujeres en condiciones de pobreza no teníamos garantías suficientes como para que los bancos encargados de los financiamientos, miraran hacia nosotras, entonces planteamos la necesidad entre otras cosas de crear un banco de desarrollo de la mujer, para que cuando los bancos centrales vieran los indicadores macroeconómicos miraran también hacia las mujeres.

Comenzó un trabajo, se hizo un proyecto, luego llegó el Presidente Chávez y nosotras le hicimos la propuesta al presidente, y el 11 de marzo del año 2001 el presidente Chávez acordó, por demanda de las mujeres, crear el Banco de Desarrollo de la Mujer y me asignó a mí como Presidenta del Banco, desde ahí hemos estado trabajando y cosechando éxitos.

Para conocer más sobre el legado de Nora Castañeda, te invitamos a revisar los siguientes trabajos:

FEMINISMO Y SOCIALISMO. APORTES TEÓRICO-PRÁCTICOS EN VENEZUELA. (1999-2009)

ALTERNATIVAS ECONÓMICAS PARA LA JUSTICIA SOCIAL Y DE GÉNERO: VOCES Y VISIONES DESDE AMÉRIICA LATINA (2011)

VENEZUELA: “BANMUJER las suma a los beneficios del desarrollo” (2012)

EL AVANCE DE LA LUCHA FEMINISTA EN EL PROCESO BOLIVARIANO EN VENEZUELA (2012)

 

F/ Género con Clase