Exigimos a la Corte Penal Internacional Justicia para el Pueblo Venezolano

Compartimos a continuación un Comunicado de las Organizaciones de Derechos Humanos de Venezuela que han venido alertando sobre el efecto negativo de las Medidas Coercitivas Unilaterales impuestas al país sobre los Derechos Humanos de la población Venezolana.

Caracas, Febrero de 2020.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 asume la preeminencia de los Derechos Humanos, impulsando a partir de su reconocimiento un conjunto de mecanismos de institucionalización, acceso y garantías de los mismos.  Este proceso se tradujo en 15 años de avances y progresividad que impactaron en la calidad de vida de la población y en el cierre sustancial de las brechas de desigualdad histórica que se habían heredado.

Este continuo de avances, se ve profundamente afectado a partir de Noviembre de 2014 con la aprobación de la Ley del Congreso de los Estados Unidos 113-278 que aplica restricciones comerciales y financieras a PDVSA y el BCV, y en Marzo de 2015 cuando Venezuela pasa a ser catalogada como una “amenaza inusual y extraordinaria” por la administración de Barack Obama, siendo el marco utilizado por la administración del Gobierno de Estados Unidos para proseguir la imposición de un conjunto de medidas coercitivas unilaterales (más de 350 para 2019), que adquieren una intensidad cada vez más criminal por parte de la administración de Donald Trump.  Se trata de una acción deliberada para desmejorar la calidad de vida de las y los venezolanos, afectando directamente a la población civil, con el fin de desestabilizar un Gobierno democrático.

Tras más de 5 años de una escalada de ataques sistemáticos contra la población, el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela asume la iniciativa de  acudir a la Corte Penal Internacional, activando acciones contra el Gobierno de los Estados Unidos por la comisión del delito de lesa humanidad perpetrado contra pueblo venezolano, de conformidad con lo establecido en el artículo 7 del Estatuto de la Corte Penal Internacional, que a través de las medidas coercitivas unilaterales ha generado diferentes actos inhumanos graves que reúnen dos requisitos: 1) “la comisión como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil, 2) con conocimiento de dicho ataque”.

Las diversas organizaciones  articuladas en la Red Venezolana de Derechos Humanos, nos pronunciamos ante esta acción, y la acompañaremos hasta sus últimas consecuencias, pues las medidas coercitivas unilaterales impuestas al país, además de ser ilegítimas, plantean graves obstáculos para el ejercicio de los derechos humanos,  en razón de lo cual expresamos:

  • Denunciamos ante los pueblos del mundo el delito de lesa humanidad cometido por la administración del Presidente de EE.UU Donald Trump contra el pueblo de Venezuela, como consecuencia de la aplicación de medidas económicas y financieras injustificadas al país, que vulneran los derechos humanos de toda la población, especialmente de mujeres, niñas, niños, adultas y adultos mayores, indígenas, personas con algún tipo de discapacidad y con enfermedades graves o crónicas.
  • Exhortamos a la población venezolana, principal víctima de las medidas coercitivas unilaterales, a impulsar acciones que visibilicen y permitan cuantificar los impactos producidos por el bloqueo económico y financiero contra la República y las limitaciones que han producido en el ejercicio de los derechos humanos fundamentales, especialmente en el derecho a la salud y la alimentación.
  • Acompañamos la denuncia de la República Bolivariana de Venezuela ante la Corte Penal Internacional por los delitos de lesa humanidad cometidos por el Gobierno de los Estados Unidos bajo la administración de Donald Trump contra la población civil venezolana.
  • Pedimos a las organizaciones y personas defensoras de los derechos humanos en el mundo pronunciamientos inmediatos, les invitamos a visitar el país para conocer la realidad del pueblo venezolano, y acompañar con solidaridad activa y acciones concretas ante la Corte Penal Internacional la defensa de los derechos humanos del pueblo venezolano.
  • Demandamos el cese inmediato del ataque generalizado y sistemático que se viene perpetrando contra la población civil en nuestro país por medio de las ilegales medidas coercitivas unilaterales.
  • Solicitamos a la Corte Penal Internacional máxima celeridad en impartir justicia al Pueblo Venezolano, evitando daños a la población civil, levantando e impidiendo medidas económicas y financieras unilaterales que limiten y vulneren los derechos humanos, y que como señalan los Estados en el preámbulo de la misma, reafirme los Propósitos y Principios de la Carta de las Naciones Unidas y, en particular, que los Estados se abstendrán de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado o en cualquier otra forma incompatible con los propósitos de las Naciones Unidas.
  • Llamamos a toda la comunidad internacional a contribuir a que se respete y garantice el derecho internacional, el derecho internacional de los derechos humanos, y la Carta de las Naciones Unidas.

Suscriben:

  1. Red Venezolana de Derechos Humanos
  2. Fundación Género con Clase
  3. Sures
  4. Asociación Venezolana de Juristas
  5. Entreayudarnos
  6. Intersaber
  7. Red Ciega
  8. Fundación de Víctimas del Sicariato Campesino
  9. Fundación Venezolana por el derecho a la Vivienda
  10. Base Lésbica
  11. Rompiendo La Norma
  12. Embajada de Derechos Humanos
  13. Participación Activa y Social