Propuestas del Movimiento de Mujeres para el Capítulo Mujer de la Constitución

Por: Rebeca de E. Madriz Franco

El 25 de Mayo de 2017, el Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro Moros orientó incorporar en el debate de la Asamblea Nacional Constituyente un Capítulo sobre los Derechos Humanos de las Mujeres. Un importante logro que debe tener su expresión concreta en recoger los principales desafíos que se tienen en el país respecto a los derechos humanos de las mujeres y su progresividad.

En ese sentido, queremos hacer un esfuerzo por mantener viva nuestra memoria, y exhortar a que se tomen en cuenta los esfuerzos realizados. Es así, que el presente documento sintetiza parte del acumulado de debates construido por el movimiento de mujeres, articulado en el Congreso de la Patria Capítulo Mujer y presentado ante esta instancia el 26 de Junio de 2017, concretando en una propuesta preliminar de articulado, parte de las principales reivindicaciones feministas. Luego la misma fue publicada como Libro Violeta II el 1 de Octubre de 2017, con algunas modificaciones.

Consideramos que es absolutamente relevante para ser tomada en cuenta en este debate que aún tiene el desafío de incorporar las demandas de los distintos sectores sociales.

En este sentido, compartimos las propuestas de artículos para el “Capítulo: De los Derechos Humanos de las Mujeres y Garantías” de la Constitución Nacional con la idea de retomar este debate y garantizar su incorporación a la Constitución Nacional:

ARTÍCULO XXX:
“Las mujeres tienen derecho a una vida libre de violencia en el ámbito público y privado. El Estado garantizará y adoptará las medidas necesarias para prevenir, atender, sancionar y erradicar toda forma de violencia contra las mujeres en cualquiera de sus manifestaciones. La violencia contra las mujeres constituye una violación de los derechos humanos.
El Estado en función de erigir una sociedad con plena igualdad y equidad de género, garantizará un sistema rector nacional para la protección y promoción integral de las mujeres. El Estado velará por el funcionamiento de la Defensoría Nacional de los Derechos de las Mujeres, adscrita a la institucionalidad con competencia según ley”.

ARTÍCULO XXX:
“El Estado establecerá mecanismos de prevención, atención y sanción contra actos individuales o colectivos de acoso o violencia política contra las personas, especialmente contra las mujeres, para garantizar el ejercicio pleno de sus derechos políticos.
Quien o quienes realicen actos, agresiones físicas, psicológicas o sexuales contra candidatas y candidatos, voceras y voceros de instancias y organizaciones del poder popular, cargos de elección popular, servidoras y servidores públicos, o en contra de sus familiares, para acortar, suspender e impedir el ejercicio de su mandato o su función, será sancionado de acuerdo a las penas previstas en la ley”.

ARTÍCULO XXX:
“Las mujeres como sujetas plenas, tienen derecho a tomar decisiones libres, informadas, autónomas y responsables sobre su cuerpo, sobre el ejercicio de su sexualidad, así como sobre su salud y vida reproductiva, y a decidir cuándo y cuántas hijas e hijos tener.
El Estado garantizará un Sistema Nacional para la Planificación Familiar y la Salud Sexual y Reproductiva”.

ARTÍCULO XXX:
“El Estado garantizará a las mujeres gestantes y en período de lactancia los derechos a:

  1. No ser discriminadas por su embarazo en los ámbitos educativo, social y laboral.
  2. La gratuidad de los servicios de salud materna.
  3. La protección prioritaria y cuidado de la salud integral y de su vida durante el embarazo, parto y postparto.
  4. Atención ginecológica y especializada y brindar condiciones para un parto humanizado.
  5. La soberanía alimentaria a través de la promoción de la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y complementaria hasta los dos años de edad de acuerdo a la Ley.
  6. Disponer de las facilidades necesarias para su recuperación después del embarazo y durante el período de lactancia.

Las mujeres tienen derecho a un parto humanizado. En caso de violencia obstétrica el personal de salud incurrirá en las sanciones que la ley establezca”.

ARTÍCULO XXX:
“El Estado promoverá el acceso equitativo a los factores de producción, crédito y financiamiento, para lo cual le corresponderá desarrollar políticas específicas para erradicar la desigualdad y discriminación hacia las mujeres productoras, en el acceso a los recursos materiales, técnicos y monetarios necesarios para el impulso de la producción.
Las campesinas y productoras tienen derecho a la propiedad de la tierra en igualdad de condiciones, de participación y decisión sobre la producción, distribución y comercialización de los bienes y servicios”.

ARTÍCULO XXX:
“La participación política de las mujeres y hombres se regirá por el principio de igualdad paritaria, a los fines de garantizar una sociedad justa. Toda persona tiene derecho a participar en la conformación y ejercicio de las posiciones de poder y de toma de decisiones.
El Estado promoverá y garantizará mediante disposiciones, mecanismos y acciones adecuadas el ejercicio de una participación igualitaria efectiva de mujeres y hombres, en posiciones de importancia equivalente, en los cargos de elección popular y en los puestos de decisión de los órganos de los poderes públicos, en las organizaciones sindicales, gremiales, populares y sociales, y en las posiciones de dirección de los partidos y asociaciones con fines políticos.
No se oficializará ninguna lista en los procesos de elección popular que no cumplan con estas especificaciones”.

ARTÍCULO XXX:
“El Estado garantizará la igualdad real y efectiva de hombres y mujeres, a través de leyes, políticas, planes y programas, sobre las bases de un sistema integral de seguridad social donde se asuman los aspectos de salud, educación, alimentación, recreación, trabajo y estabilidad laboral y económica”.

ARTÍCULO XXX:
“El cuidado de las personas es responsabilidad de hombres y mujeres, y todas y todos los actores que conforman la sociedad venezolana. El estado velará porque estas labores se desarrollen acorde al principio de igualdad y justicia.
El Estado promoverá la creación de un Sistema Nacional de Cuidados que garantice la justa distribución de las labores de cuidado de la vida, de los adultos y adultas mayores, de los niños y niñas, personas con algún tipo de discapacidad, o en condiciones especiales”.

ARTICULO XXX:
“El Estado garantizará la igualdad y equidad real y efectiva de todas las personas en el ejercicio del derecho al trabajo. El Estado reconocerá el trabajo del hogar como actividad económica que crea valor agregado, produce riqueza y bienestar social. Las amas de casa que ejercen el trabajo reproductivo exclusivamente tienen derecho al salario y a la seguridad social”. (Ampliación del artículo 88 de la CRBV).

ARTÍCULO XXX:
“El Estado, las instituciones educativas y los medios de comunicación, impulsarán cambios en los patrones socioculturales que sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres, para favorecer la construcción de una sociedad democrática, participativa, con plena igualdad y equidad de género.
El Estado promoverá una comunicación libre de racismo, y sexismo y establecerá las sanciones a los medios de comunicación que promuevan o induzcan en sus programas a la violencia, al racismo, al sexismo y a cualquier tipo de discriminación, así como toda aquella que atente contra la dignidad y derechos de las personas, especialmente niñas, niños, adolescentes, mujeres, indígenas, afrodescendientes, adultas mayores y con alguna discapacidad.
El Estado sancionará a cualquier medio comunicacional que exponga a las personas como mercancía sexual, o como inferiores o superiores en capacidad, talento, dignidad humana en función de su clase, raza-etnia, sexo u orientación sexual”.

ARTÍCULO XXX:
“El Estado garantizará la incorporación prioritaria de las jefas de hogar al Sistema de Misiones y Grandes Misiones para la protección y garantía de las necesidades individuales y colectivas de las familias”.

ARTÍCULO XXX:
“El Estado formulará y ejecutará políticas para alcanzar la igualdad y equidad entre mujeres y hombres, a través del mecanismo especializado de acuerdo con la ley, e incorporará transversalmente el enfoque de género en las políticas, planes y programas, y brindará asistencia técnica para su obligatoria aplicación.
Mediante la planificación pública y popular en el ámbito nacional, estadal, municipal y comunal se asegurará presupuesto para la institucionalidad en defensa de los derechos de las mujeres que garantice la plena vigencia y ejercicio de los derechos consagrados en esta Constitución.
Para el cumplimiento de sus fines coordinarán con las entidades rectoras y ejecutoras y con los organismos especializados en la protección de derechos en todos los niveles de gobierno”.