¿En qué anda la Diversidad Sexual en Venezuela?

Desde finales del año 2018, varias expresiones sociales de la Diversidad Sexual en Venezuela han emprendido acciones de carácter jurídico, legal y político ante la Asamblea Nacional Constituyente y el Tribunal Supremo de Justicia, en el marco del reconocimiento de sus Derechos Humanos y la visibilización de las demandas de una población que se encuentra históricamente sometida a actos de discriminación negativa. Es innegable que el desarrollo normativo de los Derechos humanos en Venezuela es invaluable, pero en ciertos sectores aún encontramos grandes resistencias y desafíos, impregnados de valoraciones, prejuicios y estigmas asociados a la “satanización” de las formas de relacionamiento afectivo erótico de las personas con identidad de género y orientación sexual no heteronormativizada.

Entre los principales desafíos se encuentran el reconocimiento de la identidad de género de las y los transgénero y transexuales, los derechos de familia asociados a la constitución de hogares conformados por personas del mismo sexo, y la protección social de las personas de la comunidad de la diversidad sexual. Básicamente del catálogo de demandas de la comunidad, se reducen a tres los desafios, que en materia de progresividad de los Derechos Humanos significarian un salto significativo en la transformación de la estructura cultural y jurídico normativa del Estado.

A pesar de los obstáculos y resistencia de algunos actores de tocar el tema, el principal logro de la comunidad de la Diversidad Sexual en ocho meses ha sido el encontrarnos y reencontrarnos en la lucha común, un elemento indispensable para la consecución y conquista de derechos, donde diversas corrientes y expresiones orgánicas e individualidades unimos esfuerzos en pro de un logro concreto.

En próximas entregas profundizaremos sobre el recorrido de la Diversidad Sexual en Venezuela y, en especial, informaremos de los logros alcanzados en esta materia

Maikely Ferrer